domingo, noviembre 18, 2018
historiainternacional

11 de Septiembre, siguen las 2 amenazas

719views

Por: Gerardo Enrique Garibay Camarena*

Hoy cumplimos 17 años de aquella mañana en que el terrorismo aniquiló miles de vidas, derribó grandes símbolos del desarrollo económico y puso a plena luz del día dos amenazas: la del fanatismo islámico y la de la voracidad de aquellos (de izquierda y de derecha) que lo usaron de pretexto para pasar por encima de las libertades consagradas en la Constitución y alimentar la bestia de la guerra, creando dos desastres por cada uno que supuestamente resolvían.

Ambas amenazas eran -y siguen siendo- muy reales.

Los fanáticos del Islam quieren destruir a todo aquel que no se adhiera a su interpretación radical (es decir, de acuerdo a las raíces) de la fe musulmana, y van a aprovechar cada oportunidad para avanzar en su objetivo, pues cuando los 19 integrantes de AlQaida secuestraron los 4 aviones, lo hicieron guiados por el odio en contra de los valores y los avances que han dado vida a nuestra forma de vida: los principios judeocristianos, la libertad de creencia, la libre empresa, entre otros y es que, detrás de los atentados del 11 de septiembre y del terrorismo islámico en general se esconde el odio contra lo que somos y la ambición de someter al mundo entero al dominio de la teocracia islamofascista, porque, al final del día, desde su visión torcida del mundo, los infieles –es decir, todos los demás- merecen la muerte y la esclavitud.

Los fanáticos del poder gubernamental quieren destruir todas aquellas libertades que representan un freno a sus caprichos y a sus buenas (o malas) intenciones, y utilizan cada oportunidad para empaquetar la tiranía en paquetes de “seguridad”, porque su verdadero objetivo es el control de la sociedad a la que pretenden representar, y en esa ambición no dejarán que ninguna crisis pase desaprovechada.

Ante esta doble amenaza, en nuestras manos queda el cómo responder, y en mi opinión la forma adecuada de hacerlo es defendiendo, sin falsas humildades ni oprobios heredados, nuestras libertades y nuestros valores. No cedamos ante el buenodisimo de los “progres” que nos prometen seguridad a cambio de dejar que los radicales islámicos hagan lo que les de su gana en nuestros paises, pero tampoco ante los tambores de guerra permanente de los otros progres “neoconservadores”, que nos prometen la misma seguridad, pero a cambio de dejarlos hacer a ellos lo que les de su gana, para “salvar a Occidente” a costa de eliminar las libertades que nos vuelven occidentales en primer lugar.

En pocas palabras, como en 2001, hoy y siempre, tengamos muy claro: “Quienes renuncian a una libertad esencial a cambio de seguridad momentánea, no merecen ni libertad ni seguridad y acabarán perdiendo ambas”.

– Benjamin Franklin

*Gerardo Garibay Camarena es editor de Wellington.mx, columnista en diversos medios digitales y autor de los libros “Sin Medias Tintas” y “López, Carter, Reagan”.
*Por cierto, para saber más respecto a cómo el 11 de septiembre se convirtió en un pretexto para pasar por encima de la Constitución, es muy recomendable el libro: “A Nation of Sheep” del Juez Andrew Napolitano, disponible aquí:



Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.