Por: Gerardo Enrique Garibay Camarena*

Un 4 de julio, hace 244 años, las 13 colonias nacieron a la vida de los pueblos independientes, y no lo hicieron como resultado de un chusma o un bribón borracho al amparo de la noche, sino a través de una votación y de una institución, el Congreso Continental.

Los Estados Unidos de América son excepcionales desde su origen, desde su lucha contra la tiranía absolutista que en el siglo XVIII se extendía por Europa, desde su inspiración en el common law y su propuesta de una república que no cediera a los caprichos de la turba, sino que tuviera contrapesos e instituciones para canalizar esa fuerza hacia la construcción de la nación más grande de este planeta.

Desde aquellos estrechos pasillos del Independence Hall hasta los pasos de Neil Armstrong en la luna y los de aquellos valientes hombres en el desembarco de Normandía, esta nación se ha consolidado como líder mundial. Es excepcional.

Y es excepcional no por ser perfecta; vaya que también carga sus errores y sus defectos, empezando por el de la esclavitud.

No, es excepcional porque A PESAR de esos errores ha sabido permanecer, perseverar y prosperar, logrando un éxito que en 1776 parecía absolutamente imposible, y que aun hoy sigue siendo sorprendiendo a muchos.

Hoy, sus peores enemigos están en el interior, aquellos que derriban monumentos, que alimentan el resentimiento, que aumentan su poder disfrazándose de los vengadores raciales o sociales que en realidad nunca serán.

América es excepcional, no por ser sobrehumana, sino por triunfar a pesar de todos sus defectos, que a otra nación la hubieran arrastrado en el fango, mientras los Estados Unidos de América, incluso en las dificultades, siguen mirando a las estrellas.

Feliz 4 de julio, de todo corazón.

*Gerardo Garibay Camarena es editor de Wellington.mx, columnista en diversos medios digitales y autor de los libros “Sin Medias Tintas” y “López, Carter, Reagan”.

*La imagen es del Capitolio del Estado de Utah, en Salt Lake City, una ciudad verdaderamente hermosa.

Write A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.