lunes, mayo 27, 2019
política

AMLO y el hábito de ser merolico

1.89Kviews

Por: Fausto Hernando Canto García*

Andrés Manuel Lopez Obrador siempre ha sido un político que está acostumbrado a tener la atención sobre sí cuando habla, eso le sirvió muchísimo como político de oposición: su acento fielmente tabasqueño, su voz rasposa y sus ademanes lo encajan perfectamente en el portador de alguna novedad de interés para las masas, como un merolico cuya verborrea atrae la atención de la gente sobre algún producto “milagro”.

En su más reciente “mañanera” (23/04/19) AMLO fustigó contra la oposición diciendo que esta se aprovechó de la tragedia sucedida de Minatitlán, Veracruz, el pasado 19 de abril, donde perdieron la vida 13 personas, entre ellas un infante de apenas un año de edad. El presidente aseguró que esta tragedia es motivo de golpeteo en su contra por parte de “los conservadores”.

Ahora bien, detengámonos un momento y reflexionemos querido lector ¿Quién era el opositor que se colgó de cuanta tragedia sucediera para criticar al presidente en turno? ¿Quién se aprovechó de la tragedia en la Guardería ABC para golpetear al ex presidente Felipe Calderón Hinojosa? ¿Quién criticó la falta de una estrategia en materia de seguridad durante la gestión de Enrique Peña Nieto con la trágica muerte de los 43 jóvenes de Ayotzinapa? ¿Quien? Ah sí, fue nada más y nada menos que nuestro actual presidente: el señor Andrés M. López Obrador.

Por lo anterior, sin saber qué sentimiento nos invade más si la risa o el coraje, AMLO tiene incluso menos mérito que sus antecesores en el manejo de este tipo de crisis. Ser oposición mezquina y colgarse de las tragedias es algo que -desgraciadamente- es un hecho en la política mexicana, que nuestro presidente debería tener la madurez de asumir porque, después de todo, es algo que él hizo e hizo muy bien ¿Por qué quejarse ahora?

¿Por qué mejor no salir a brindar más solidaridad a las familias de las víctimas?

¿Por qué no pedir un cambio en la estrategia de seguridad -su estrategia de seguridad- como lo hacía antes?

¿Por qué no pedir una buena explicación a las policías del Estado Veracruz y del Municipio de Minatitlán -ambos gobernados por su partido MORENA- como debería hacer un presidente?

La respuesta es sencilla, porque es más fácil buscar culpables que soluciones, porque ahora el “changarro” es suyo y ya no puede “lucrar” sin “arriesgar” al menos ya no como el vendedor banquetero que invertía poco y ganaba mucho cuando era opositor. La verdadera tragedia -querido lector- es que el hábito de ser merolico jamás se le quitó.

*Fausto H. Canto García es columnista invitado de Wellington.MX

1 Comment

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.