martes, noviembre 12, 2019
sociedad

Educación como cuota de poder

442views

Por: Hiram Pérez Cervera*

México tiene nueva reforma educativa y el debate alrededor de esta ha resurgido. Cuando se aprobó la reforma anterior, durante la administración de Enrique Peña Nieto, se acusó que no se trataba realmente el tema educativo, más bien lo que se hizo fue una reforma laboral en el sector magisterial, la discusión fue muy acalorada y despertó muchas pasiones.

El 15 de mayo se anunció con alegría la promulgación de una nueva reforma educativa que acabaría con el agravio a los maestros, sin embargo, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE)  ha salido a  protestar en el día de maestro para mostrar su rechazo a esta nueva reforma, ya que considera que sólo es un parche que no atiende problemas como las retenciones salariales, descuentos indebidos e incidencias administrativas derivadas del desconocimiento de los derechos consagrados en el 123 Constitucional[1].

¿Se dio cuenta ya, amable lector? Seguimos discutiendo cuestiones laborales, en vez de discutir novedades en cuanto a modelos educativos que solucionen el problema de rezago que adolece nuestro país.

Le invito a explorar conmigo la hipótesis que sostengo: la educación es vista como un tema que sirve a intereses políticos. Lo que sindicatos como la CNTE y el SNTE buscan con sus demandas no es otra cosa que cuotas de poder dentro de la nueva configuración de las élites en México. Por esta razón, es que se observan reacciones airadas por parte estos dos organismos, a pesar de que su principal demanda fue cumplida al ser promulgada una nueva reforma laboral educativa, la cual pone fin a la evaluación docente.

Un segundo asalto entre el gobierno y los sindicatos está a punto de empezar con la elaboración de las leyes secundarias que, dentro de la retórica de ambas facciones, es donde está puesta la esperanza de lograr acuerdos que satisfagan lo insaciable.

Lo malo de todo esto es que, en medio de toda esta lucha de poder se encuentran los alumnos, quienes ya ni siquiera figuran en un segundo plano, más bien brillan por su ausencia en la discusión, a pesar de que serán los principales afectados si no se decide tomar acciones enfocadas realmente a mejorar la educación en este país.

Lo que se ve y lo que no se ve.

La constante falta de clases debido a las marchas y plantones de la CNTE han generado un impacto negativo en la educación de los niños que adolecen de esas faltas, esto es lo que se ve; lo que no se ve es que esto ha contribuido a que aumente la oferta de escuelas privadas de bajo costo, que son cada vez más la opción a la que recurren los padres preocupados por la educación de sus hijos y con ello se dará entrada a un nuevo competidor para proveer este servicio, algo que dudo mucho que quieran promover estos sindicatos.

*Hiram Pérez Cervera es internacionalista, enfocado en el estudio del impacto de la política sobre la economía. En twitter lo encontrará como: @hiram_perezc


[1] Consultado en: https://www.animalpolitico.com/2019/05/cnte-marcha-reforma-educativa-amlo/

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.