jueves, octubre 17, 2019
sociedad

El derecho a discriminar es el derecho a elegir

1.11Kviews

Por: Juan Carlos López*

Tenemos derecho a discriminar. Todas nuestras decisiones conllevan discriminación: discriminamos cuando contratamos a una persona sobre otra; cuando votamos, discriminamos; cuando elegimos pareja, discriminamos; cuando elegimos amigos, discriminamos. No nos hagamos tarugos, no seamos exagerados, no nos rasguemos las vestiduras.

Lo que deberíamos revisar es nuestras razones para discriminar, para -por ejemplo- preferir la compañía de una persona sobre otra. Cuando sentimos afinidad con alguien sentimos no afinidad con alguien más.
Yo discrimino, por ejemplo, en base a gustos musicales. No soporto la música chafa, me hiere, me malvibra, no soporto a los ignorantes grandilocuentes, a los que no se saben ignorantes y pontifican su sabiduría; discrimino a los egoístas, a los gandallas. Me choca la gente que se mete o que avanza por el acotamiento para no hacer fila.

Pero, sobre todo, discrimino a cualquier persona que profese el progresismo intolerante. Son estas personas las que, envueltas en el manto de la corrección política y protegidas por su buenísmo superficial, ya nos juzgaron como retrógradas a todos los que no pensamos igual. Cuando les pedimos argumentos, nos escupen insultos. No me molesta que piensen distinto, eso lo disfruto; con lo que no puedo es con los que repiten “mantras” mandando sus argumentos al campo de las ideologías, ese conjunto de ideas que han dejado de ser pensadas.

Y, finalmente, discrimino a los cobardes. No puedo con la gente que prefiere callar para no incomodar, que trata de acomodarse en posturas intermedias, tibias, tratando de quedar bien con todos. Hay que ser transparentes y valientes. Estamos a favor o en contra, pero no las dos y al revés. Como decía el poeta León Felipe:

“Maldigo la poesía del que no toma partido, partido hasta mancharse”

*Juan Carlos López es experto en administración pública, analista y asesor legislativo.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.