viernes, octubre 18, 2019
sociedad

Perdón, sólo tenemos 10 años

504views

Por: Gerardo Garibay Camarena*

Tengo un anuncio.

¡Olviden todo lo que les había dicho sobre el cambio climático!
El apocalipsis es real y tenemos SÓLO 10 AÑOS para evitar que naciones enteras queden bajo las aguas mientras Egipto se queda sin tierra arable en el delta del Nilo.

¡¡¡Ya lo dijeron las Naciones Unidas y aquí les tengo la prueba!!!
Si no me creen, vean la imagen, es una nota de la Associated Press!!! y es muy reciente, apenas salió el 29 de junio…de 1989. 

¡Carajo! eso me pasa por leer notas de hace 30 AÑOS en internet.
El hecho es que los profetas del eco-apocalipsis, como todos los profetas del fin del mundo, tienen una pésima trayectoria en cuanto a sus predicciones.

El hecho es que la histeria ambiental que se lanza desde Naciones Unidas y “centros de estudios” (que coincidentemente viven de las donaciones que reciben de personas y gobiernos que les compran su rollo del fin del mundo) no es nada nuevo.

  • Primero en los 70’s dijeron que venía una era de hielo (con todo y Manny el mamut).
  • Luego en los 80’s dijeron que el mundo colapsaría para el año 2000.
  • Luego Al Gore dijo que el ártico se habría descongelado para el 2013 y que el Kilimanjaro estaría sin nieve para el 2016.
  • Ahora, Greta y Ocasio Cortez dicen que tenemos 10 años (again) para evitar la catástrofe. 
  • Spoiler alert: Nada de eso se cumplió.

Pero, mientras tanto, los políticos toman ese pretexto para cobrar más impuestos, las ONG’s para hincharse de dinero y la ONU para imponer su agenda…
….y eso por no hablar de los eco terroristas, como el atacante de El Paso la semana pasada, que en su manifiesto se refiere específicamente a la crisis ambiental como uno de los motivos de su furia asesina.

A ver, que no se caliente el clima, pero tampoco la cabeza.
Es cierto que hay problemas con el medio ambiente, es cierto que hay cosas que los seres humanos estamos empeorando, pero tenemos que distinguir los hechos reales y las soluciones prácticas y la cháchara política.

La actividad humana crea apenas un 3% del CO2 al que nos han vendido como el enemigo a vencer. Es indudable que el clima cambia, siempre ha cambiado. La diferencia es que, como nunca antes hoy tenemos las comunicaciones para registrar esos hechos y para saber lo que pasa en todo el mundo.

¿Queremos salvar al planeta?
Dejémonos de ridiculeces como las leyes de “combate al cambio climático” declararle la guerra a los popotes o impulsar prohibiciones a las flatulencias de las vacas (en serio, revísenlo en Google) y empecemos por tener limpias las calles, dejar de desperdiciar recursos y optar en la medida de lo posible por fuentes innovadoras de energía y de servicios.

Y bájenle a la histeria. Debemos contaminar lo menos posible, pero porque es lo correcto y no porque viene un apocalipsis que siempre nos deja esperando.
Y, fin.

*Gerardo Garibay Camarena es editor de Wellington.mx, columnista en diversos medios digitales y autor de los libros “Sin Medias Tintas” y “López, Carter, Reagan”.

Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.