lunes, septiembre 16, 2019
políticasociedad

¿Por qué triunfó López Obrador?

1.33Kviews

Por: Víctor H. Becerra y Miguel A. Cervantes*

A casi un año de que López Obrador (AMLO) ganó las elecciones es menester hacer una análisis sobre cómo AMLO llegó tan lejos con propuestas tan simplistas, sin estudios de factibilidad, sin análisis.  Cuando hemos discutido con personas que apoyan fanáticamente a AMLO, lo que descubrimos es que no sabían a dónde ir. A veces da rabia el fanatismo religioso de los seguidores de AMLO conocidos como los chairos, sin embargo, ese enojo esconde ciertas preguntas que no fueron debidamente escuchadas. Después de que ganó AMLO muchos empezaron con los mantras tradicionales: “la gente tiene el gobierno que se merece”, “el pueblo es ciego”…  Hubo analistas que dijeron que fue el fatal síndrome del “Perfecto Idiota Latinoamericano”, y “la eterna mediocridad mexicana”. Hubo hasta declaraciones fatalistas sumamente groseras sobre que México nunca saldrá del tercermundismo.

Creemos que es superficial acusar a la gente de “conductas ilógicas, modorra ética, pereza mental, y el abandono de la facultad de pensar” al escoger líderes nefastos como AMLO. En tal sentido, si hay una izquierda nefasta es porque ha habido una derecha nefasta, sin liderazgo. Cuando la derecha no apoya el libre mercado, y abandona los principios humanistas por taras ideológicas, es un campo fértil para la izquierda. Eso ha pasado en todos los países donde había una derecha nefasta que no apoyó el libre mercado; México no fue la excepción. En México nunca ha habido libre mercado, lo que ha habido es capitalismo de compadres, también llamado mercantilismo, esto es cuando un grupo de empresarios miopes, altaneros, prepotentes e incultos se benefician de privilegios con la cercanía del poder, a expensas de la sociedad, trasquilando a los consumidores, empeorando la situación de los demás. Cuando hay una mezcla entre capitalismo de compadres y la derecha se crea una situación extremadamente tóxica, lo cual nubla la capacidad de discernir al no tener buena información.

La gente sufrió una decepción, y no sabía a quién irle, las personas no son irracionales en general, simplemente no tenían toda la información, las personas son racionales y actúan con la información que tienen. La gente estaba cansada de la corrupción, y no se supo darle a la gente una explicación sobre las causas que originan la corrupción. No se le explicó a la gente que la corrupción es por falta de libre mercado y el exceso de un Estado sobredimensionado.

En contraste, el argumento de AMLO era que en los últimos 30, 36 años según convenga el público, se ha vivido el neoliberalismo, un capitalismo salvaje donde todo se ha dejado al libre mercado, y el estado ha olvidado su rol de rector de la economía y proveedor de “justicia social”. Se dijo hasta el cansancio que se vivió una privatización sin límites, y demasiado capitalismo trajo pobreza, exclusión, desigualdad.  Sin embargo ese discurso en un espejismo.

En ninguno de los índices de libre mercado México se encuentra en las economías más abiertas y libres. Por ejemplo, el Índice de la Libertad Económica en el mundo del instituto Fraser de Canadá, México se encuentra en el lugar 82 de 160 países.  En el Índice de Competitividad del Foro Económico Mundial, Mexico se encuentra en el lugar 46 de 140 países. En el Reporte Hacer Negocios del Banco Mundial, México se encuentra en el lugar 54 de 190 países. En el Índice de Globalización del instituto suizo KOF (Globalisation Index), México se encuentra en 53 de 196 países. En todos los índices México está muy lejos de tener una economía muy abierta y de tener un libre mercado a ultranza. Sin embargo, no hubo nadie que le contestara a AMLO.  Además, AMLO estuvo repitiendo el mantra sobre las reformas estructurales de que era una apertura exagerada, con una pérdida de la rectoría del estado. En el caso de la reforma energética repitió hasta el cansancio que fue un complot del PRI, PAN, PRD. De ahí un creo un fantasma llamado “PRIANRD”. En realidad, la reforma energética es moderada, ya que las compañías petroleras privadas nacionales y extranjeras tienen que asociarse con PEMEX para la exploración y producción; no son concesiones. Con las asociaciones con PEMEX, las compañías privadas asumen todo el riesgo. México se encuentra en el lugar 52 de 80 países en la encuesta petrolera del instituto Fraser. Lo cual indica que no está entre los países más atractivos para invertir en petróleo y gas; en esta encuesta, México se encuentra detrás del Congo y de Camerún para invertir en hidrocarburos.  La reforma energética simplemente regresa a los tiempos de Cárdenas, ya que la expropiación petrolera de Cárdenas no prohibía las asociaciones con Pemex. Fue con el presidente Adolfo López Mateos en los 60s que quedó prohibida la inversión extranjera en petróleo y electricidad.

Hubo otros factores que influyeron en la desinformación de la población. El mismo candidato del PAN, Ricardo Anaya permitió que AMLO dirigiera la orquesta, y Anaya simplemente estaba a la defensiva: de todo lo que AMLO proponía, Anaya proponía una versión reloaded. Anaya no tenía una visión clara del libre mercado, y basaba todo su discurso en la tecnología, la inteligencia artificial. Anaya ignoraba que el desarrollo tecnológico es el resultado de reformas de libre mercado. También tomó el mantra de las energías renovables como base fundamental para su campaña, sin tomar en cuenta críticas y otras aportaciones nuevas que se han hecho en este aspecto. Da la impresión que se basó en panfletos de hace 10 años sobre las energías renovables.

Anaya se basó en datos de Peter Diamandis sobre los autos eléctricos. Si bien Peter Diamandis es un gran conferencista para lanzar empresas, el discurso empresarial y el pensamiento positivo no pueden reemplazar a la teoría economía sólida. Anaya se aferró a la idea de que los autos eléctricos reemplazarán a los autos de combustión y que la refinería no sería necesaria, de esa forma trató de contestarle a AMLO sobre la construcción de refinerías. Los economistas tienden a ser muy escépticos sobre las predicciones ya que dependen de muchos supuestos. Fue un gran error basar su plataforma en predicciones que dependen de tantos factores. Hubiera sido mejor que hubiera dicho que permitiría la inversión privada en refinerías, y de esta forma el gobierno se enfocaría en utilizar los recursos donde son necesarios, en lugar de construir refinerías.  De esa forma hubiera “matado” el discurso de AMLO.

Anaya no apoyo la libre importación de autos usados.  Creemos que el no haber hecho una propuesta de regularización y libre importación de autos usados hizo a Anaya verse ignorante, insensible, desconectado, grosero y elitista. Fue una burla para muchos que tienen un auto americano sin regularizar y fue bastante hiriente su no apoyo a la libre importación de autos usados, tratando de consolar con el argumento de que los autos eléctricos bajarían de precio para el 2024.

Anaya y los líderes del PAN dejaron que AMLO llevará la delantera en la propuesta con las zonas fronterizas, (cosa que AMLO no cumplió, AMLO dio atole con el dedo a los fronterizos, y se sigue burlando de los fronterizos ) prometió lo mismo que proponía AMLO, Anaya proponía solo una versión mejorada. Así, si AMLO proponía disminuir los impuestos en la frontera, Anaya debió proponer disminuir los impuestos y aranceles en todo el país y hacer más acuerdos de libre comercio.

Anaya trato de copiar el populismo de  AMLO sobre los apoyos a personas mayores, proponiendo una pensión universal a todos los mexicanos. No tomó en cuenta el ejemplo de muchos países que lo implementaron y donde no funcionó.  Debió enfocarse en proponer ayudas focalizadas, y consolidadas a las personas que estén pobreza extrema, para evitar un efecto escopeta de dar ayuda a personas que no lo necesitan.

Por otro lado, varios gobernadores panistas no han apoyado una agenda clara de libre mercado, y el discurso ha sido ambivalente. En plena campaña de AMLO, se veía la tormenta y no se hincaban.  Veían al león llegar y se dedicaban a cazar mariposas. Muchos lideres panistas buscaban congraciarse con la izquierda, modificando su discurso para endulzarle el oído a la izquierda, y eso hizo que el PAN no tuviera una ideología clara.

Un ejemplo claro es que líderes panistas criticaban la reforma energética, para congraciarse con la izquierda, lo cual generó mucha confusión en los panistas y no supieron defenderla y se encadenaron automáticamente a la derrota. Desde ahí MORENA empezó a decir que el PRIAN había aprobado las reformas y los panistas no supieron defender las reformas estructurales. Muchos panistas no sabían cómo defender las reformas estructurales. Las acciones de ambivalencia anestesiaron a los panistas para defender las reformas estructurales.

También varios líderes panistas  despreciaron el desarrollo del gas de lutitas, que en EEUU y Canadá ha causado una revolución de energía, una oferta inmensa de gas, y reducción en los precios del gas. El rechazo de los líderes panistas al desarrollo del gas de lutitas  generó confusión entre panistas, la cual persiste hasta ahora. Ni siquiera se esperaron a que la izquierda comenzara el ataque contra el gas de lutitas: la misma derecha les abrió la puerta, los animó y hasta organizó el foro contra el gas de lutitas.  Fue algo insólito digno de estudiarse en la ciencia política: que la derecha le hiciera el trabajo a la izquierda.

Existe la obsesión en muchos líderes panistas sobre las energías renovables. Si bien pueden ser útiles para ranchos y pueblos  alejados de las líneas de transmisión, no son la solución mágica, y no siempre han reducido la factura de electricidad, y no siempre ayudan a un mejor medio ambiente. Hay varios  casos como en España, Alemania, la provincia de Ontario en Canadá, en donde las energías renovables fueron un fiasco.

Los gobernadores panistas en general no han apoyado la libre importación de autos usados de EEUU y Canadá. Esto supuestamente por apoyar a la industria nacional, cuando en realidad es para sostener a los distribuidores de autos. Esa actitud causa un mal sabor a boca entre la población, y da la impresión que solo escuchan a las elites, y se fomenta el capitalismo de compadres, lo que fundamenta la idea entre la gente de que PRI y PAN son lo mismo.

Los líderes panistas no han apoyado el libre comercio con el resto del mundo y se han opuesto a reducir los aranceles con China y otros países en desarrollo, lo cual ha generado contrabando; en vez de buscar liberalizar el mercado, prometen  mano dura, combatiendo el contrabando. Olvidan que en un país donde hay libre comercio no existe el contrabando. Da rabia ver como la policía aduanal llega a locales de vendedores de juguetes chinos, por ejemplo, armados hasta los dientes, para confiscar arbitrariamente la mercancía, con lujo de violencia muchas veces.

El PAN ha caído en un letargo: no ha sido un promotor de los libres mercados, impidiendo una verdadera deliberación y una confrontación de ideas. En campaña, el PAN ha hablado de una revolución de ideas, del humanismo con una visión muy transcendental, pero una vez en el poder no cambian las estructuras mercantilistas, y el discurso se convierte en “ponerse a trabajar” a favor de esas estructuras mercantilistas. Ya en el poder, el pragmatismo al extremo es lo que reina, y utilizan las mismas reglas del juego que dejó el mercantilismo.

El PAN no ha estado enraizado en el pensamiento de Adam Smith, David Ricardo, Frédéric Bastiat, F.A. HAYEK, L.von Mises. El PAN no ha tomado con seriedad sus principios fundadores ya que Gómez Morín conocía el pensamiento de von Mises a través de Luis Montes de Oca. De hecho, una de las frases de Gómez Morin es “tanta sociedad como sea posible, tanto gobierno como sea necesario”. Si el PAN quiere volver a ser un jugador que fomente la batalla y el contraste de las ideas, tiene que desterrar el capitalismo de compadres, y abrazar el libre mercado. Todos los mexicanos de todos los partidos merecen un debate de ideas a un nivel más alto. No lo que tienen hoy.

*Miguel Cervantes: Graduado de la Universidad de Texas en el Paso. Catedrático de economía internacional en la Burgundy School of Business de Francia. Ha sido también economista para el Fraser Institute en Canada. Tiene interés en la investigación sobre la libertad económica, y su incidencia sobre el bienestar de las personas.

*Víctor Hugo Becerra: Especialista en comunicación política (ITAM) y planeación metropolitana (UAM). Secretario general de México Libertario. Ha creado una gran cantidad de organizaciones libertarias en México y América Latina. Tiene interés en el estudio y la creación de redes libertarias y la organización de actividades académicas de divulgación de las ideas de la libertad.



Leave a Response

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.